«No estoy feliz… me siento violada y abandonada», Britney Spears habló sobre su tutela

La tarde de ayer (23) marcó un nuevo capítulo, quizás el más duro, en los intentos de Britney Spears por terminar de una vez por todas con la tutela legal que su padre Jamie lleva sobre ella por más de 13 años. Con declaraciones durísimas, la princesa del pop le solicitó al a jueza a cargo además la posibilidad de demandar a su propia familia. Más detalles!

El movimiento Free Britney fue el primero en comenzar a hacer eco en el caso que desde el año pasado ha tomado fuerte relevancia y que finalmente sale a la luz en declaraciones de la propia Britney Spears. Dichas declaraciones contradicen totalmente la imagen que su familia intenta de manera incansable mostrar sobre su estado de salud mental y la relación que tienen con ella.

Brenda Penny, la jueza a cargo del caso, concedió una llamada telefónica a la artista para escuchar su declaración en un intento desesperado por ponerle fin a lo que ella misma califica como una tortura, la audiencia remota también fue pública a pedido de la cantante.

Notablemente nerviosa y repasando un texto previamente confeccionado, Britney fue brutalmente sincera y confesó sentirse violada, abusada y totalmente abandonada. Fue un pedido de ayuda desesperado y apeló a la solidaridad de la autoridad en el caso para que la tutela se termine sin tener que enfrentar un set de exámenes médicos, como ya lo hicieron en el pasado, que la hacen sentir humillada, vejada.

También cuestionó a las leyes de california y el proceder de los jueces ya que se siente completamente capaz de manejar su propia vida, trabajar para ello y tener una vida «normal»: «cómo es posible que sea incapaz de tener mi propia vida pero totalmente capaz para trabajar y mantener a cientos de personas que viven de mi cuando en realidad trabajan para mi?«.

En cuanto a cuestiones personales sus declaraciones ponen en alerta derechos básicos, ha declarado que no se le permite salir, no puede ver a sus amistades, no puede tomar alcohol ni estar sola y lo peor, no se le permite tener más hijos o casarse e incluso le han puesto un DIU que no puede retirarse, es decir no puede decidir sobre su propio cuerpo.

También aseguró saber que es buena en lo que hace como arista, pero que ya perdió motivación, no tiene ganas y está cansada, así como que fue obligada en reiteradas ocasiones a hacer presentaciones en vivo y grabar, incluso bajo amenazas por parte de su familia, manager y equipo.

A continuación transcribimos algunas citas:

“Hicieron un lindo trabajo explotando mi vida, por eso creo que esta debería ser una audiencia abierta”.

“Él (Jamie) amaba el control que tenía sobre mí, cien mil por ciento”.

“Después de haberle dicho al mundo entero que estoy bien, es mentira. No estoy feliz, no puedo dormir, estoy deprimida, lloro todos los días”.

“Necesito que la tutela se termine sin ser examinada. Necesito de su ayuda”.

“Quiero poder casarme y tener un bebé, me dijeron que con la tutela no podía casarme y tener un bebé. Tengo un DIU y no se me permite sacármelo porque no puedo ver a médicos por mi propia cuenta”.

“Todo lo que quiero es ser dueña de mi dinero … y que esto termine … y que mi novio pueda conducirme en su auto. Y honestamente … quiero poder demandar a mi familia”.

“Realmente creo que esta tutela es abusiva. Hay miles de tutelas abusivas… necesitan que se les recuerde que actualmente trabajan para mí».

Parte del audio original puede escucharse en el siguiente video (con alguno sonidos intencionales para distraer bots) y podes habilitar los subtítulos con traducción automática en español si lo necesitas:

Quienes acompañamos a Britney desde los inicios no podemos más que desear junto a ella que toda esta pesadilla se termine, no hay más opiniones posibles al respecto. En una paradoja del destino, 21 años después sigue siendo Lucky, más que nunca…

Imágenes Relacionadas:

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.