The Killers regresa con el imponente «Imploding The Mirage»

Reseñamos uno de los discos más esperados del año.

Después de una larga espera a raíz de la pandemia del coronavirus (originalmente lo iban a sacar el 29 de mayo), finalmente los The Killers lanzaron “Imploding The Mirage”, su sexto álbum de estudio.

“Intenté ir en contra de la advertencia de mi propia alma / pero al final, algo simplemente no se sintió bien”, es la primera frase del disco, el comienzo de la explosiva “My Own Soul’s Warning”, uno de los singles de adelanto y la favorita del cantante, Brandon Flowers.

“(El disco) terminó siendo un álbum conceptual sobre una pareja tratando de llegar a un lugar mejor”, explicó a NME el baterista Ronnie Vannuci Jr.. Por eso en los temas nos vamos a encontrar con la historia de estos personajes que tratan de salir adelante a pesar de las dificultades que les presenta la vida.

Esto también explica la calidez de las canciones y el énfasis puesto en el relato, con un Flowers que hace una de las mejores performances de su carrera y suena más maduro y seguro que nunca.

Tal como lo marcaban sus singles de adelanto, “Imploding The Mirage” explora el costado más rock/pop de sintetizadores de la banda, con un estilo retro, ochentero y eufórico, que aún así suena actual (‘cause retro is the new black).

Este es su primer trabajo sin el guitarrista Dave Keuning, miembro fundador de la banda, cuya última participación hasta el momento fue en las grabaciones de su disco anterior, “Wonderful Wonderful” (2017).

Su rol fue cubierto en gran medida por su bajista, Mark Stoermer, el productor Jonathan Rado y varios músicos invitados, entre ellos el legendario Lindsey Buckingham (Fleetwood Mac) y Adam Granduciel (The War on Drugs).

Si bien desde la banda dijeron que no hay rencores, en sus declaraciones se percibe que la ausencia de Keuning les dejó un mal sabor de boca. “Él está pasando tiempo con su familia y creo que está contento haciendo eso por ahora”, comentó su cantante a NME.

Sin embargo, los The Killers lograron sortear este obstáculo y crearon uno de los discos más consistentes de su carrera, que será especialmente atractivo para quienes estén interesados en su faceta pop.

Las 10 canciones del LP construyen un relato y un sentimiento que fluye perfectamente en sus poco más de 40 minutos de duración. Hay momentos más eufóricos, otros más reflexivos (pueden elegir sus favoritos), pero ninguno de los tracks está de más y eso se agradece, dada la tendencia a sobrecargar los discos en la era del streaming.

“Imploding The Mirage” suena a un álbum de consolidación luego de casi 20 años de carrera en los cuales no han perdido calidad ni popularidad. Tan sólo vean el show que dieron el año pasado en el festival Glastonbury y tendrán ganas de darles esa palmadita en la espalda que tanto merecen.

“Muchos momentos me recordaron a cuando hicimos nuestro primer álbum, cuando sabés que va a conectar (con la gente) por la forma en que te hace sentir”, dijo su vocalista en una entrevista reciente con Rolling Stone. “Me sentí como ese chico de 20 años casi inventando algo de nuevo”, remarcó.

Dada la naturaleza de su contenido y a que gran parte de las letras están inspiradas en la relación de Flowers con su esposa, Tana Mundkowsky, para ellos era importante incluir artistas mujeres en el proceso creativo para que dieran voz a lo que llamaron el “componente femenino” de las canciones.

Entre las invitadas se encuentran Jess Wolfe y Holly Laessig de la banda indie-pop Lucius, que participan vocalmente en varias pistas; Natalie Merring (conocida por su nombre artístico Weyes Blood), quien co-escribió y canta en “My God”; y la icónica k.d. lang, que se destaca en la balada “Lightning Fields”, uno de los mejores tracks del disco, con un inicio que recuerda al clásico “Hounds Of Love” de Kate Bush.

El concepto de amor y resiliencia de “Imploding The Mirage” se completa con el arte de tapa, una pintura de Thomas Blackshear de dos nubes con forma de hombre y mujer que parecen emerger de una tormenta para ir hacia la luz. “Parecen dioses”, comentó Flowers y contó que durante las grabaciones acudía a esa imagen para obtener respuestas. “(En las canciones) hay líneas directas que te llevan a la pintura”, agregó.

Lo mejor: todos los singles de adelanto, “Lightning Fields (feat. k.d. lang)” y “When The Dreams Run Dry”.

Imágenes Relacionadas:

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.